El Grupo Pellas

Información sobre el Grupo Pellas y la Responsabilidad Social de sus empresas. Conozca la verdad detrás de la campaña de desprestigio emprendida por ANAIRC en contra del Grupo Pellas.

Sindicato de Trabajadores Democráticos responde a infundadas acusaciones sobre condiciones laborales e IRC en el Ingenio San Antonio en Chichigalpa

Estimados Señores

Su Despacho

El Sindicato de Trabajadores Democráticos del Ingenio San Antonio tiene a bien dirigirse a ustedes, de manera respetuosa, para expresarles lo siguiente:

Con profunda sorpresa y consternación hemos leído el documento que ustedes publicaron en relación a la Industria Azucarera Nicaragüense y con especial atención al Ingenio San Antonio.

En el Ingenio San Antonio desde hace más de 70 años existe la representación Sindical, tiempo en el cual nosotros como Sindicatos hemos sido participe del mejoramiento de las condiciones socioeconómicas en esta compañía, como es: Incorporar el seguro social al campo, brindar atención médica mas allá de lo que la ley exige ya que desde los años 60 gozamos con un Hospital que atiende con todas las especialidades médicas; tenemos un Convenio Colectivo de primera que ninguna otra empresa en el País supera; estamos certificado con más de 8 certificaciones Internacionales y Nacionales y más aún hemos recibido más de 10 premios que otorga el Consejo Nacional de Higiene y Seguridad del Trabajo de Nicaragua, el cual es un órgano tripartito conformado por los Ministerios del Estado de Nicaragua, Sindicatos y Empresa Privada con Representación Nacional y Universidades.

Nos sentimos directamente afectados cuando en publicaciones como las que ustedes realizaron en donde señalan que esta empresa tiene Extenuantes jornadas de trabajo y que no se garantizan las condiciones de Salud adecuadas al trabajador, digo esto ya que nosotros como representantes del trabajador día a día estamos 100 % comprometidos en que cualquier trabajador de esta compañía goce de los derechos que la ley exige y no solo nos quedamos con eso si no vamos más allá, ejemplo claro es nuestro Convenio Colectivo.

Me permito Enumerarles algunas de las condiciones que tiene el trabajador que corta caña en el Ingenio San Antonio que popularmente le llamamos Pailero:

  1. Su Ingreso promedio mensual (salario) casi triplica el salario mínimo que existe en Nicaragua para los trabajadores agrícolas.
  2. Gozan de una jornada laboral de seis horas por día el que más trabaja, con descansos en esa misma jornada.
  3. Existe todo un sistema de vigilancia de la salud con personal técnico y medico involucrado que día a día los acompañan en el campo.
  4. Hay servicios sanitarios, toldos para sombras, reservas de agua.
  5. Como complemento a su Hidratación se les brinda unos bolis que tienen compuesto hidratantes como un GATORADE.
  6. Como complemento alimenticio se les brinda almuerzo que es vigilado por un nutricionista del Hospital.
  7. Y más aún cuando un trabajador presenta algún problema de salud y este no se tenga que mover hasta el hospital de manera permanente hay una clínica médica rodante para atenderlos en los lugares de trabajo, entre otros beneficios.

Todo lo anterior ha sido fruto de nuestras negociaciones con el Ingenio, por ello es que les digo que cuando salen este tipo de informaciones sentimos que nos atropellan a nosotros, a la fecha hay muchas organizaciones que dicen estar en una noble causa con nuestros trabajadores y ex trabajadores como es el caso de la Fundación Isla, pero ellos y muchos otros están en una oficina y no ven las realidades que actualmente existen en el Ingenio

Estamos cansados de este tipo de atropellos y más bien los invito a que continuemos buscando de una manera constructiva las causales del porqué se enferman las personas de Insuficiencia Renal Crónica que es un mal a nivel Internacional, que busquemos apoyo de las grandes organizaciones de salud para que nos ayuden a atender a los actuales enfermos y en vez de publicar informaciones como las que ustedes hicieron más bien que instemos a otras empresas del mundo a que sigan lo que nosotros hemos hecho en medidas preventivas para crear un mejor ambiente de trabajo en todas las empresas a nivel mundial.

Con atentos saludos.

Marvin Antonio Guzmán Vargas

Secretario General

Sindicato de Trabajadores Democráticos

Democratic Workers Union responds to unfounded accusations on working conditions and CKD at Ingenio San Antonio, Chichigalpa

Dear Sirs,

The Democratic Workers Union at Ingenio San Antonio respectfully addresses you to express the following:

With profound astonishment and consternation we have read the document you published in relation to the Nicaraguan Sugar Industry and with special attention to Ingenio San Antonio.

Union representation has existed at Ingenio San Antonio for more than 70 years, time in which we as Unions have been involved in the improvement of the socio-economic conditions in this company, such as: incorporation of social insurance in the fields, provision of medical care beyond what the law demands – since the 60s we have a hospital that offers all medical specialties – we have a prime collective agreement that any other company in the country cannot surpass, we are certified with more than 8 national and international certifications and even more, we have received more than 10 awards granted by the National Council of Occupational Health and Safety of Nicaragua, which is a tripartite body composed of Nicaraguan State Ministries, trade unions and private enterprises with national representation and universities.

We feel directly affected when in publications such as yours you point out that this company has grueling working hours and workers are not guaranteed appropriate health conditions. I say this because as representative of the workers, we are 100% committed every day that all workers of this company enjoy the rights that the law commands and we not only conform to that, we go beyond, a clear example is our Collective Agreement.

Let me enumerate some of the conditions of cane cutters at Ingenio San Antonio, popularly known as Paileros:

  1. Their average monthly income (salary) nearly triples the minimum wage that exists in Nicaragua for agricultural workers.
  2. Those who work the most enjoy a six-hour workday, with breaks on that same day.
  3. There is a health surveillance system with technical and medical staff involved, which day to day accompanies them in the fields.
  4. There are sanitary services, awnings for shadow, water reserves.
  5. As a complement for hydration, they are provided hydrating beverages similar to GATORADE.
  6. As food supplement they are given lunch that is monitored by a nutritionist from the Hospital.
  7. And even more, when a worker has any health problem, so that he doesn’t have to go to the hospital, there is a mobile medical clinic on a permanent basis, ready to assist them in the workplace, among other benefits.

All this has been the result of our negotiations with Ingenio San Antonio; this is why I say to you that when this type of information is published we feel it is an outrage to us. To date, there are many organizations that claim they are in a noble cause with our workers and ex workers, as is the case of La Isla Foundation, but them and many others are in an office and do not see the realities that currently exist at Ingenio San Antonio.

We are tired of this kind of abuses and instead I invite you to continue searching constructively the reasons why people are getting sick with Chronic Kidney Disease, which is an illness present at an international level, to look for the support of major health organizations to help us assist the people that are currently affected, and instead of publishing news like yours, rather to encourage other companies in the world to continue to do what we have done as preventive measures to create a better working environment in all companies around the world.

Yours very sincerely,

Marvin Antonio Guzman Vargas

General Secretary

Democratic Workers Union

Sindicato CST responde a infundadas acusaciones sobre condiciones laborales e IRC en el Ingenio San Antonio en Chichigalpa

Ingenio San Antonio, febrero 19 -2015

Estimado Señores

Su despacho

En nombre y representación de los trabajadores del Ingenio San Antonio, de nuestros afiliados y del  mío  propio  reciban  cordiales saludos.  Nuestra organización  sindical, Sindicato  Revolucionario  de  trabajadores  Ronald  Altamirano  afiliado  a  la  central Sandinista de Trabajadores (C.S.T.) fundado en 1979, con ese mismo vigor, energía y principio de clase que siempre nos ha caracterizado de defender los derechos y conquistas sociales de los trabajadores a fin de mejorar sus niveles de vida y la de su familia, lo cual se hace constar en los convenios y extra convenios colectivos que hemos venido firmando desde hace ya décadas y que el Ministerio del trabajo ha sido garante, indistintamente de los gobiernos de turno, podemos acertar con los conocimientos de causa y con mucha propiedad que nuestro convenio colectivo es el mejor a nivel Nacional y ya no se diga a nivel de Industria, nuestro trabajadores gozan ellos y su núcleo familiar, de un hospital única modalidad en  Latinoamérica,  Becas, útiles escolares, colegios, transporte para nuestros hijos, juguetes navideños, provisión, uniforme, seguros de vida, etc., si no póngannos uno solo que trate de acercarse al nuestro. Estimados Señores con esa misma firmeza que hemos tenido durante treinta y cinco años de lucha, hoy nos pronunciamos de manera enérgica en contra de la publicación que ustedes realizaron señalando que parte de los trabajadores del Ingenio, específicamente nuestros cortadores de caña trabajan en extremas jornadas y condiciones de salud inadecuadas.

Durante los 35 años de existencia y liderazgo sindical, hemos visto que el Ingenio San Antonio es una Empresa basada en el respeto de los derechos laborales, ambientales y de apoyo  a  la comunidad,  por ello damos fe que esta  empresa  realiza sus procesos productivos en las áreas de campo y fabricación bajo las estrictas normas de seguridad y salud ambiental, salud laboral y demás leyes que regulan este tipo de industrias, y que nosotros lo tenemos ratificado en nuestro convenio colectivo y el reglamento técnico organizativo de seguridad e higiene ocupacional, así mismo bajo nuestra experiencia sindical  porque  hemos  participado en  distintos foros, damos fe que estas prácticas productivas son similares a las de los mejores ingenios azucareros que existen en Países como: Brasil, Australia, Colombia, etc.

De manera categórica le garantizamos que nuestros paileros o cortadores de caria trabajan como promedio una jornada de 06 horas por día con tiempos de descansos durante la jornada, y un día de descanso a la semana con su salario completo, se les proporciona uniformes de trabajo, votas, pantalones Jean, camisetas sudaderas, gorros, y sus herramientas de trabajo así como sus equipos de protección, y en los lugares donde trabajan se les garantiza: Agua potable, toldos para sombra, letrinas para que hagan sus necesidades  fisiológicas,   bolis  hidratantes,  y  su  almuerzo  recomendado  por  un nutricionista, también existe una clínica móvil que permanece en el lugar de corte con el objetivo de brindar atención medica a los cortadores en el momento que lo requieran, esta clínica móvil cuenta con un personal calificado entre ellos un médico y una enfermera además de esto, nuestros cortadores de caña desde el mismo día que comienzan a laborar gozan ellos y su núcleo familiar del derecho, de atendérseles en el Hospital del Ingenio San Antonio que por cierto le reiteramos que en Latinoamérica y mas allá no existe una experiencia similar a la nuestra, de que los trabajadores gocemos de nuestro propio hospital de alta calidad y con buenos especialistas el cual este plasmado en el convenio colectivo como un derecho que hemos adquirido.

La salud es una responsabilidad social común de los miembros de la sociedad y del colectivo laboral, ya que salud significa que las personas y los colectivos sociales o de trabajo  comparten  por  igual  la  responsabilidad  de  su  propio  bienestar  biológico, psicológico, social, económico y ambiental, por ellos actuamos con mucha responsabilidad al vigilar el estricto cumplimiento a las leyes laborales y hemos impulsado que este Ingenio mantenga constante vigilancia de no permitir el trabajo de menores de edad y de personas que no cumplan con los requisitos que la ley te obliga.

De lo anterior pueden dar fe las autoridades del Ministerio de Trabajo (MITRAB), Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Ministerio de Salud (MINSA), Ministerio del Ambiente (MARENA), etc., a través de innumerables inspecciones realizadas donde nosotros hemos sido participe, y que no solo nos han auditado para dar seguimiento al cumplimiento de las distintas normativas que en materia laboral y salud ocupacional te obliga, sino que también nos han galardonado con la entrega de placas de reconocimiento por ser lideres en el respeto y estricto cumplimiento a las normas que tutelan los derechos de los trabajadores consignados en nuestro código del trabajo, y esto ha ocurrido indistintamente de los Gobiernos de turno en nuestro País.

Somos parte activa, somos sujetos y no objetos de la comisión mixta de higiene y seguridad de la Empresa, Auditamos cada uno de los procesos en la Industria de la Cana, somos parte del orgullo de esta empresa de ser pioneros en Centroamérica en buenas prácticas laborales y en llevar la salud ahí donde están nuestros trabajadores en el campo y es mas estamos certificados por OSHA 2007-2009, HACCP 2009, ISO 9001 – versión 2008, ISO 22,000 y por KOSHER etc. Como decimos popularmente en buen Nicaragüense “Que no nos vengan a contar el cuento”.

No nos sorprende que la fundación la Isla desde hace años manipule estudios (encuesta) a nivel nacional e internacional como una campaña de ataque de forma calumniosa y llenas de falsedades de toda falsedad ya que carecen de fundamentos técnicos y científicos, ya conocemos sus pretensiones, a mediados del 2013 también nos llegó a nuestras manos un documento de una Universidad de Nicaragua. Sabemos perfectamente que la fundación La Isla y su dirigente JASON GLASER manipularon este documento para hacerle creer a la comunidad de Chichigalpa y a nuestros trabajadores, que la responsabilidad de este problema de salud es exclusivo en esta Empresa, por lo tanto, estamos seguros de como la fundación la Isla y sus dirigentes se mantienen pretendiendo manipular el sentir de nuestros trabajadores.

Queremos dejar bien claro que a nosotros siempre nos ha preocupado profundamente el problema de la insuficiencia renal ya que es una problemática de fondo y no de forma y que ha afectado a muchos de nuestros ex compañeros  y familiares en el Ingenio San Antonio y a otras personas de diferentes partes de nuestro país y la región del Pacifico de Centroamérica y Panamá, lo cual a la fecha es considerado un problema de salud pública de carácter Nacional e Internacional.

De manera muy Respetuosa y Responsable le expresamos y los instamos a que usen las técnicas de investigación que te dicen que primero se busca el problema y después a la fuente por lo que le expresamos que estamos abiertos a cualquier tipo de entrevista y mas aun le extendemos nuestra invitación para que se acerquen a nuestra tierra y puedan constatar el trabajo nuestro, las condiciones reales en que laboran nuestros trabajadores representados y del trabajo investigativo que se ha venido realizando a lo largo de estos años, nunca pierdan un factor elemental para cualquier juicio, el principio de igualdad de las Partes.

Att.:

Ronaldo Vallejos Bautista

Sindicato Revolucionario de Trabajadores Ronald Altamirano

Central Sandinista de Trabajadores (CST)

CST Union responds to unfounded accusations on working conditions and CKD at Ingenio San Antonio, Chichigalpa

Ingenio San Antonio, February 19, 2015

Dear Sirs,

Your Office

On behalf of the workers at Ingenio San Antonio, our affiliates and myself, receive warm greetings. Our Trade Union, Revolutionary Workers Trade Union “Ronald Altamirano”, affiliated to Central Sandinista de Trabajadores (C.S.T.), was founded in 1979, with the same vigor, energy and class principles that have always characterized us to defend the rights and social achievements of workers in order to improve their life and the lives of their families, which is reflected in collective agreements and extra-agreements that we have been signing for decades and of which the Ministry of Labor has been guarantor, indistinctly of the Governments in turn, we can affirm with knowledge of facts and accurateness that our collective agreement is the best at a national level and let alone at an industry level, our workers and their families have access to a hospital, a unique modality in Latin America, scholarships, school supplies, school, transportation for our children, Christmas toys, provisions, uniforms, life insurance, etc., if this is not the case, show us one that comes close to ours. Dear Sirs, with that same determination we have had over thirty-five years of struggle, today we stand strongly against the publication you made where you pointed out that part of the workers at Ingenio San Antonio, specifically our cane cutters, work extreme hours and in inadequate health conditions.

During 35 years of Union existence and leadership, we have seen that Ingenio San Antonio is a company based on the respect of labor and environmental rights and support for the community. This is why we give faith that in this company, the production processes in the fields and in manufacturing are made under strict standards of safety and environmental health, occupational health and other laws that regulate this type of industries, and this is ratified in our collective agreement and organizational technical regulation of safety and occupational hygiene, as well as under our Union experience; since we have participated in different forums, we give faith that these productive practices are similar to those of the best sugar mills that exist in countries such as Australia, Brazil, Colombia, etc.

We categorically guarantee that our “paileros”, or cane cutters, work on average 6 hours per day with breaks during the day, and have a day of rest per week with their full salary; they are provided work uniforms, boots, Jeans, t-shirts, sweatshirts, hats, and their work tools as well as their protective equipment, and in the workplaces they are guaranteed with: drinking water, awnings for shade, latrines for their physiological needs, hydrating beverages “bolis”, and lunch recommended by a nutritionist; there is also a mobile clinic that remains at the cutting places in order to provide medical attention to the cutters when needed. This mobile clinic has a qualified staff, among them a doctor and a nurse. In addition to this, our cane cutters and families enjoy, since their first day of work, the right to be treated at Ingenio San Antonio‘s Hospital, which, we reiterate, you cannot find an experience like ours in Latin America and beyond, that workers can enjoy good specialists and our own high-quality hospital; this is enshrined in the collective agreement as a right we have acquired.

Health is a common social responsibility of the members of the society and the labor collective, considering that health means that individuals and social or work groups share alike the responsibility for their own biological, psychological, social, economic and environmental welfare, therefore we act with great responsibility in order to monitor strict compliance of labor laws and we have promoted that Ingenio San Antonio maintains constant surveillance in not allowing the work of minors and of people who do not comply with the requirements that the law demands.

The authorities of the Ministry of labour (MITRAB), the Nicaraguan Institute of Social Security (INSS), the Ministry of Health (MINSA), the Ministry of the Environment (MARENA), etc., can attest the foregoing, through countless inspections carried out and where we have participated, and that not only we have been audited to supervise compliance of the different mandatory regulations in occupational health and labor, but also that we have been awarded with recognition plates as leaders in respect and strict compliance with the standards that safeguard the rights of workers under our labor code, and this has occurred regardless of the different Governments in turn in our country.

We are an active part, we are subjects and not objects of the Joint Committee of Health and Safety of the Company, we audit each of the processes in the Sugar Industry, we are part of the pride of this company as pioneers in Central America in good labor practices and for bringing health to the fields where our workers are. Furthermore, we are certified by OSHA 2007-2009, ISO 9001, HACCP 2009 – version 2008, ISO 22,000 and KOSHER, etc. As we commonly say in good Nicaraguan “Que no nos vengan a contar el cuento”. (Don’t tell me stories).

It is not surprising that La Isla Foundation has been manipulating studies (survey) at a national and international level as an attack campaign in a defamatory manner filled with falsehoods since they lack technical and scientific foundations; we already know their pretensions, by mid 2013 a document of a University of Nicaragua came to our hands. We know perfectly well that La Isla Foundation and its leader JASON GLASSER manipulated this document so the community of Chichigalpa and our workers would believe that the responsibility for this health problem is exclusive of this company, therefore we are sure of how la Isla Foundation and its leaders are trying to manipulate the feelings of our workers.

We want to make it clear that we have always been deeply concerned about the CKD issue since it is a problem of substance and not of form, and that it has affected many of our former colleagues and relatives at Ingenio San Antonio and other people from different parts of our country, the Central America Pacific region and Panama, which to date is considered a public health problem of national and international nature.

Very respectfully and responsibly we express and urge you to use research techniques that tell you to seek first the problem and then the source, therefore we say to you that we are open to any kind of interview and even more, we extend you an invitation to come to our land so you can see the work we do, the actual labor conditions of our represented workers and the investigative studies that have been conducted throughout these years. Never forget the fundamental factor in any trial, the principle of equality of the parties.

Att.:

Ronaldo Vallejos Bautista

Sindicato Revolucionario de Trabajadores Ronald Altamirano

Central Sandinista de Trabajadores (CST)

SER San Antonio instala observatorio de hidratación para trabajadores de campo

FOTO BLOG HIDRATACIÓN

La empresa agroenergética del Grupo Pellas SER San Antonio instaló un observatorio de hidratación para registrar y analizar cualquier signo de riesgo en la salud de trabajadores dedicados a la siembra y resiembra de semilla, así como al corte manual de caña, con el propósito de investigar los procesos y cambios fisiológicos del trabajador en su ambiente laboral.

El equipo a cargo de esta rigurosa vigilancia realizó un estudio entre el 11 de noviembre y el 31 de diciembre de 2014, con una muestra de 352 personas (35% de cortadores de caña) a los que se les tomó el peso antes y después de finalizar la jornada de trabajo para medir las pérdidas de líquido por el sudor.

Con estos datos se obtuvo un diario de los índices de sudoración y el promedio del peso perdido o ganado, para tener un elemento de conocimiento de las necesidades de líquidos que son suministrados a los trabajadores.

El estudio encontró que el 46 por ciento de los cortadores de caña evidenciaron una pérdida de peso de 0.5857 kilogramos, el que fue recuperado con el consumo de 0.5 a 1 litro de agua después de finalizada la jornada de trabajo.

Esta información recopilada es vital para tomar medidas correctivas y promover la educación y concientización de los trabajadores sobre la importancia de adoptar hábitos saludables para prevenir cualquier problema de salud asociado a la deshidratación.

El observatorio de hidratación forma parte de los objetivos de la Clínica Móvil, una estratégica extensión del Hospital Alfredo Pellas diseñada para ampliar de manera puntual y ambulatoria la cobertura de salud a los trabajadores en el plantío, desarrollando un programa de salud preventiva brindado en el propio lugar de trabajo.

SER San Antonio recibió una mención especial por esta innovadora iniciativa durante su proceso de certificación en OHSAS 18001 (Occupational Health and Safety Assessment Series), una especificación internacionalmente reconocida que define los requisitos para el establecimiento, implantación y operación de un Sistema de Gestión en Seguridad y Salud Laboral efectivo.

 

Ingenio San Antonio comparte preocupación social por IRC y apoya activamente búsqueda de las causas

La empresa agroenergética del Grupo Pellas, SER San Antonio ha demostrado su constante preocupación por el padecimiento de la Insuficiencia Renal Crónica en el país, no solamente apoyando a los enfermos de comunidades aledañas a través de sus programas de Responsabilidad Social, sino también ofreciendo un fuerte apoyo a la investigación científica sobre las causas de este problema de salud pública.

Desde los años 90, cuando los médicos del Ingenio San Antonio (ISA) detectaron por primera vez alteraciones en la creatinina en algunas personas que solicitaban trabajar en la empresa, han pasado más de 140 mil trabajadores por la compañía, de los cuales el 1.82 por ciento se ha visto afectado por problemas renales.

Ante tal situación, el ISA y la Asociación Chichigalpa por la Vida (ASOCHIVIDA), la organización de enfermos renales más importante de la zona donde opera la empresa, acordaron buscar una institución de investigación que fuera confiable para las partes y en conjunto seleccionaron a la Universidad de Boston (UB).

Los resultados del trabajo investigativo de la UB indican que el tipo de Enfermedad Renal Crónica (ERC) que afecta a Nicaragua, así como a Centroamérica y a otros países en el mundo, no es conocida y se ha constituido en un rompecabezas para los científicos.

Esta epidemia, que por sus dimensiones merece ser considerada una prioridad por los sistemas de salud pública y otros sectores de la región, está presente también en trabajadores de otras industrias como la minería, la construcción, puertos y pesca.

La mayoría de los científicos está de acuerdo en que es probable que múltiples factores estén contribuyendo a esta enfermedad y que no sea un solo factor el que la explique, por lo que  han estado estudiando hipótesis ocupacionales, como el estrés por calor o los agroquímicos y también han indagado en factores de riesgo no ocupacionales, como exposiciones en la infancia, susceptibilidad genética o enfermedades infecciosas.

Además de proveer recursos financieros para apoyar la investigación de la UB, el ISA ha ofrecido a los científicos un total acceso a sus instalaciones y archivos y ha facilitado la comunicación con los trabajadores, a fin de que se estudien todas las hipótesis que consideren importantes.

El ISA ha expresado que tiene completo interés en saber más sobre cualquier factor ocupacional de riesgo que pudiera estar jugando algún rol en la epidemia y que en caso de ser así, urge se detecte lo más pronto posible para beneficio de sus trabajadores, de la industria azucarera y de otras industrias en general.

La UB nos ha explicado la importancia de continuar con nuevos estudios sobre factores ocupacionales y no ocupacionales a nivel regional y ha decidido asociarse con el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos. Nuestra industria ve con entusiasmo la asociación de tan prestigiosas instituciones y nos hemos comprometido a financiar sus investigaciones. Para evitar cualquier conflicto de interés, somos muy respetuosos de las políticas de la UB y del CDC para garantizar la independencia de las investigaciones respecto de las fuentes de financiamiento de la industria. Nuestra esperanza es que todas las otras industrias cuyos trabajadores también sufren de ERC se sumen a los esfuerzos que la industria azucarera está realizando para apoyar esta importante investigación.

No obstante, aunque aún los científicos no establecen las causas de la ERC, el ISA ha lanzado un programa que apunta a reducir el riesgo de estrés por calor entre sus trabajadores, con base en una serie de recomendaciones de la UB.

La empresa ha actualizado sus protocolos sobre hidratación, descanso y sombra; ha duplicado el personal de salud y seguridad activo en el campo para implementar estas políticas; ha introducido un período de aclimatación al comienzo de cada zafra; ha mejorado la supervisión sobre sus contratistas y ha puesto en operación una clínica móvil, flota médica que será aumentada a tres en 2016.

UniRSE reconoce a Grupo Pellas como pionero de Responsabilidad Social

FOTO BLOG  TEMA UNIRSE

La Unión Nicaragüense para la Responsabilidad Social Empresarial, (UniRSE), entregó  un reconocimiento al Grupo Pellas como pionero en políticas que han contribuido activamente al cuido del medioambiente y a la mitigación del cambio climático.

La distinción fue entregada durante la realización del X Foro Nacional de Responsabilidad Social Empresarial, evento enfocado en la adaptación al cambio climático y que contó con la participación de unas cien empresas.

En el Foro, las empresas del Grupo Pellas SER San Antonio y SER Licorera expusieron las diversas estrategias que forman parte de su sistema de producción limpia y de sus programas medioambientales.

El Foro de UniRSE se realizó en el contexto de la Semana de Responsabilidad Social que esta institución celebró en conjunto con el Consejo Superior de la Empresa Privada, la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua y el Congreso Permanente de Mujeres Empresarias.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 33 seguidores